Cómo organizar una cata en casa

Introducción

Si eres un amante del vino, sabes que hay pocas cosas tan gratificantes como organizar una cata en casa. No solo te permite disfrutar de algunos de los mejores vinos que existen, sino que también te permite compartir tu pasión con amigos y familiares que comparten tus mismos intereses. Pero, ¿cómo organizar una cata en casa? En este artículo, te ofrecemos algunos consejos y trucos para asegurarte de que tu cata sea todo un éxito.

Paso 1: Selecciona los vinos

El primer paso para organizar una cata en casa es seleccionar los vinos que se van a catar. Una buena forma de empezar es elegir una variedad de uvas. Si bien es cierto que muchos vinos están elaborados con una sola variedad de uva, también es cierto que hay muchos vinos que se elaboran con una combinación de uvas. Así que, para tu cata en casa, elige al menos tres vinos: uno elaborado con una sola variedad de uva, uno elaborado con dos variedades diferentes y otro elaborado con tres o más variedades. Si no estás seguro de qué vinos elegir, habla con un especialista en vinos o solicita recomendaciones en tu tienda de vinos local.

Consejo adicional

Si quieres que tu cata en casa sea aún más interesante, considera la posibilidad de añadir algún vino fuera de lo común. Por ejemplo, un vino de una región vinícola diferente o una variedad de uva que no sea muy conocida.

Paso 2: Consigue los suministros necesarios

Una buena cata de vinos en casa requiere de algunos suministros básicos. Además de los vinos que vas a catar, necesitarás copas de vino, un decantador, una tabla de degustación y, si quieres ser más profesional, incluso un termómetro para vino. Si eres un enólogo experimentado, es posible que ya tengas todos estos suministros; si no, es posible que tengas que comprarlos. Puedes comprar tanto copas de vino como tablas de degustación en línea o en tiendas especializadas en vinos.

Consejo adicional

Si no puedes permitirte comprar copas de vino de alta calidad para tu cata en casa, no te preocupes. También puedes utilizar copas de cristal normales.

Paso 3: Prepara la comida

No es necesario que prepares una cena de cinco platos para tu cata en casa, pero es recomendable que ofrezcas algunos aperitivos y bocadillos para tus invitados. Lo ideal es que los alimentos sean ligeros para no comprometer el sabor del vino. Por ejemplo, puedes ofrecer quesos blandos, frutos secos, aceitunas o paté.

Consejo adicional

Si quieres ser más aventurero con los alimentos que ofreces para la cata, considera la posibilidad de hacer un maridaje de vinos y comida. Por ejemplo, puedes servir un vino blanco con un plato de pescado o un vino tinto con un filete.

Paso 4: Organiza la cata

Antes de que lleguen tus invitados, es una buena idea preparar la mesa para la cata. Coloca las copas en orden de cata, de izquierda a derecha, desde el vino más ligero hasta el más pesado. Si tienes un decantador, asegúrate de que esté limpio y seco. También puedes imprimir o hacer a mano las tablas de degustación para que los invitados puedan tomar notas sobre cada uno de los vinos que se están catando.

Consejo adicional

Si no estás seguro de cómo organizar una cata de vinos en casa, no dudes en buscar en línea información adicional sobre el tema o hablar con un experto en vinos.

Paso 5: Disfruta

Una vez que todo está en su lugar, es hora de comenzar la cata en casa. Asegúrate de que tus invitados estén cómodos, ofréceles una bebida de bienvenida y luego empieza. Comienza por el vino más ligero y trabaja hacia el más pesado. A medida que catas cada vino, habla sobre sus aromas, sabores y notas características. Fomenta la discusión y asegúrate de que todos estén disfrutando sus vinos.

Consejo adicional

No te preocupes si no eres un experto en vinos. La idea de una cata en casa es disfrutar del vino con amigos y familiares, no necesariamente convertirse en un experto.

Conclusión

Organizar una cata de vinos en casa puede parecer un poco abrumador al principio, pero con un poco de planificación y preparación, es fácil y divertido. Selecciona los vinos adecuados, consigue los suministros necesarios, prepara la comida, organiza la cata y, sobre todo, disfruta. Al final del día, lo más importante es pasar un buen rato con amigos y familiares mientras se disfruta de algunos de los mejores vinos que existen.