museodelvino.es.

museodelvino.es.

Los vinos blancos también necesitan crianza en botella

Los vinos blancos también necesitan crianza en botella

Introducción

En el mundo del vino, la crianza en botella es un proceso que se asocia principalmente con los vinos tintos. Sin embargo, hay una creencia errónea de que los vinos blancos no necesitan de este proceso, y de que su consumo es mejor cuanto más jóvenes sean.

En este artículo, quiero romper este mito y explicar por qué los vinos blancos también pueden beneficiarse de la crianza en botella y qué características pueden desarrollar durante este proceso.

¿Qué es la crianza en botella?

La crianza en botella es un proceso que consiste en dejar el vino descansar en una botella durante un periodo de tiempo determinado antes de su consumo. Este tiempo puede variar desde unos pocos meses hasta varios años, dependiendo del tipo de vino, la añada y el estilo de crianza que se desee.

Durante este tiempo, el vino continúa su proceso de evolución y desarrollo, mejorando sus características organolépticas (aroma, sabor y color) y adquiriendo una mayor complejidad.

¿Por qué los vinos blancos también necesitan crianza en botella?

La crianza en botella no es un proceso exclusivo de los vinos tintos. Los vinos blancos también pueden beneficiarse de este proceso, especialmente aquellos elaborados con uvas que tienen una buena capacidad de envejecimiento, como las variedades Chardonnay, Riesling o Sauvignon Blanc.

La crianza en botella permite a los vinos blancos desarrollar una mayor complejidad aromática y una textura más suave y redonda en boca. Además, también puede ayudar a integrar los sabores y mejorar la acidez del vino, haciéndolo más equilibrado y agradable.

Tipos de vinos blancos que se benefician de la crianza en botella

  • Chardonnay: Los vinos blancos elaborados con la variedad Chardonnay tienden a tener una gran capacidad de envejecimiento. Durante la crianza en botella, estos vinos desarrollan una mayor complejidad aromática, especialmente en aquellos que han sido fermentados y criados en barrica de roble.
  • Riesling: Los vinos blancos elaborados con la variedad Riesling también pueden beneficiarse de la crianza en botella. Durante este proceso, el vino desarrolla una mayor complejidad aromática y una textura más suave en boca, manteniendo su acidez fresca y equilibrada.
  • Sauvignon Blanc: Aunque se trata de una variedad que se consume mayoritariamente joven, los vinos blancos elaborados con la variedad Sauvignon Blanc pueden beneficiarse de una crianza en botella de unos pocos meses. Durante este tiempo, el vino puede desarrollar una mayor complejidad de aromas y sabores, especialmente si se ha fermentado y criado en barricas de roble.

Cómo almacenar los vinos blancos durante su crianza en botella

Para que los vinos blancos puedan beneficiarse de una adecuada crianza en botella, es fundamental una buena gestión del almacenamiento. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que puedas hacerlo de manera adecuada:

  • Temperatura: Es importante que los vinos se almacenen a una temperatura constante y moderada, entre 10 y 15 grados Celsius.
  • Humedad: La humedad del ambiente también es importante, ya que una humedad muy baja puede secar los corchos de las botellas y afectar a la calidad del vino. Se recomienda mantener una humedad del 70%.
  • Luz: La luz directa del sol o de las luces artificiales puede afectar negativamente la calidad del vino y afectar a su envejecimiento. Es recomendable almacenar las botellas en un lugar oscuro o con luz indirecta.
  • Posición: Es fundamental almacenar las botellas en posición horizontal, para que el corcho esté en contacto con el vino y no se seque. De esta forma se evita la entrada de aire a la botella, lo que podría oxidar el vino.

Conclusión

En resumen, los vinos blancos también pueden beneficiarse de la crianza en botella y desarrollar una mayor complejidad aromática y sabor. Es importante elegir adecuadamente los vinos que pueden someterse a este proceso y almacenarlos de manera adecuada para asegurar su correcta evolución. Si eres un amante del vino, no dudes en probar algunos vinos blancos que han pasado por este proceso y disfruta de sus nuevas características organolépticas.